Sobre juegos e hipotéticas aventuras


Es todo un privilegio poder volverse un niño cuando uno está en la cercanía de alguno de ellos. Imagino que no a todas las personas les pasa, pero lo que es a mí, sí que se me suele aparecer ese niño que fui o que tal vez sigo siendo cuando se trata de convivir con los pequeños.

Click en la imagen para ir al juego.

Y es que estas son épocas distintas para jugar a los juegos de los niños, no olvidemos que los tiempos actuales están llenos de aplicaciones y videojuegos. En una conversación en Skype con mi hijo, él me encargó hacer una propuesta sobre un dibujo para crear a los personajes que usaríamos durante una hipotética sesión de Draw a stickman, un videojuego que recomiendo por la diversión y por qué no decirlo, la actividad creativa que proporciona. Es de paga pero vale la pena revisar un demo gratuito que tienen por ahí y que pueden visitar dando click en la imagen anterior.

Pero mientras miramos eso de las compras y gastos podemos aprovechar la oportunidad de jugar con lo que hay disponible; ya luego (aquí va lo más sabroso y siempre hace falta) podemos dedicarnos un rato a lo tradicional y tomar el bolígrafo, o pluma como por aquí le llamamos y nos ponemos a dibujar a los personajes y las aventuras sin tener que pagarlos. Creo que nosotros hemos logrado pasar más tiempo dibujando que en los menesteres del computador, con sus clicks y cambios de pantalla. Más o menos así le andamos haciendo en esas pláticas que tenemos por ahí en el Skype. 🙂

Por mi parte dibujé a Pedro, a quien ya conocieron, pero resulta que en alguna parte de las aventuras, el personaje principal, o al menos el primero, debe contar con un amigo que le acompañe en el arduo recorrido. Entonces surgió Joaquín, tratando de hacer equilibrio entre lo fortachón que resultó ser Pedro, pero con una inteligencia y capacidad de observación que vale por mil.



Resulta que durante el trayecto, los personajes necesitan obtener algunas herramientas y objetos que uno debe ir dibujando según surgen las necesidades. Yo como en eso de la aventura no soy muy diestro, solicité mayores informes y me dijeron que había que dibujar un pico, una espada y unas llaves; así, sin más, me lancé a hacer mi propuesta para la aventura hipotética que se veía emocionante.


Curiosamente Pedro tomó el pico…


…y Joaquín tomó la espada.


Debo aclarar que para estos momentos de la diversión ya no nos importaba tanto el videojuego, y los colores comenzaban a hacerse bastante necesarios para conocer a fondo a los personajes que estaban emprendiendo tan asombrosas hazañas en nuestra imaginación alborotada. Entonces cada uno por su parte se lanzó a la tarea de la investigación del color, cada uno con sus herramientas, como quien dice, como a cada quien le acomode. Así que me fui a lo seguro con las aplicaciones de Adobe. De estas, que más les puedo decir, son por muchos conocidas y siempre resultan bastante efectivas. 😉



De paseo por el ilustrator

Después de acabar con el Ilustrator nos podremos encontrar también un paisaje bastante siniestro.



O bien con pinceles más tradicionales, hacemos una capa en Photoshop del tipo multiply y también podemos tener el efecto de estar coloreando con lápices de los normales. Y bueno, hasta aquí la aventura por ahora que quedó bien colorida. Veremos qué pasa más adelante en estos momentos en que por unos instantes nos convertimos en niños privilegiados; y eso sólo por aquello de la experiencia de nuestros muchos años. 😀



Imágenes originales

 



@LeVeuf


Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *