El perro y la puerta


Buenos compañeros hemos sido desde siempre, los perros que en la vida me he encontrado y yo que de alguna manera tengo también espíritu perruno. Desde que yo mismo era un cachorro ya tenía a mi lado un guardián y amigo canino.



Sean jóvenes o viejos siempre es un gusto tener a alguien que te enseña de lealtad, amor y sacrificio. Claro que también de atención y cariño.



En fin, que va por aquí este pequeño homenaje fotográfico en el encuentro con la obra de alguien que también amó a los perros, plasmando a uno en barro con sus propias manos.

Él puede estar ya desgastado por la lluvia y el sol de la región pero lo que también es cierto es que por siempre está recibiendo contento a su amo en la puerta, por aquella dimensión.



Fotografía y edición digital de autoría propia.

Fotos tomadas con: Global Nokia 2.1



@LeVeuf


Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *